Todos los 21 de noviembre se celebra en nuestro país “El Día de la Enfermería”, debido a que en esa fecha, pero de 1935, se fundó la Federación de Asociaciones de Profesionales Católicas de Enfermería, la cual nombró como patrona a la Vírgen de los Remedios, cuya festividad también está asociada a este día.

Nuestra Señora de los Remedios es la primera virgen que veneraron los conquistadores españoles, cuando Hernán Cortés la santificó oficialmente en el año 1521, en el centro ceremonial que los aztecas tenían para la veneración de sus ídolos en el sitio llamado Naucalpan.

Sin embargo, por parte de otras organizaciones asegurán que la fecha sería más indicada celebrarla el 22 de noviembre, homenajeando así al nacimiento de Cecilia Grierson, quien se la reconoce como la teórica que fundó la enfermería moderna de todo el continente de América Latina.

Además, Grieson fue la fundadora de la Primer Escuela de Enfermería de América del Sur, justamente en nuestro país, donde inició las clases en la ciudad de Buenos Aires, allá por el año 1886.

Conmemoración en Río Grande

Este año ha sido un año muy duro y trabajoso para los y las profesionales de la salud. Por ello, “la Organización Mundial de la Salud declaró al 2020 el ‘Año Internacional del Personal de Enfermería y de Partería’, y sí, sin dudas éste es nuestro año”; afirmó la Licenciada en Enfermería, Ivana Florenciano.

“Nadie podría imaginar hace un año atrás que nos íbamos a encontrar en una situación de crisis sanitaria como la que estamos viviendo por el Covid-19 y la pandemia mundial provocada. Tenemos un gran protagonismo, liderando y encabezando lo que se ha dado en llamar la “primera línea” de atención a las personas que van en busca de ayuda”, expresó la Jefa de la División Relaciones Intersectoriales en Río Grande.

Sostuvo: “No somos héroes, sino profesionales de una carrera admirable, maravillosa que ha sabido adaptarse a los tiempos y que solo quiere seguir haciendo su trabajo de manera excelente, como nos gusta hacerlo”.

Florenciano remarcó que “somos una profesión autónoma e independiente, la cual se capacita constantemente y que hemos sabido dejar muy lejos ese concepto antiguo como obsoleto de la enfermera como ayudante del médico, somos la columna vertebral de cualquier sistema de salud”.

“Nunca perdamos la fuerza para defender nuestros derechos como profesionales que somos y visibilizar nuestra profesión siempre. Muchas felicidades colegas”; concluyó la Licenciada en Enfermería y Jefa de la División Relaciones Intersectoriales, Ivana Florenciano.