Por Esteban Parovel.

El automovilismo en pista de Tierra del Fuego fue testigo de un hecho histórico, que se produjo el pasado domingo, en el Autódromo Carlos Romero de Tolhuin. Yanina Oller se convirtió en la primera dama en alzarse con un campeonato en la cita provincial e inscribió su nombre en los anales de la Clase 2, para erigirse como la campeona 2019 de la categoría.

Oller, a bordo de un Fiat Uno, logró romper con la barrera histórica de los campeonatos esquivos y se adjudicó, luego de una muestra inmejorable de sus dotes al volante, los putos necesarios que derivaron en la consagración final. Desbordada de felicidad y de emoción, la piloto riograndense expresó: «Hace dos años que venimos trabajando para este objetivo. Por muy poquito se nos había escapado uno y este año era a todo o nada, y desde luego, estoy muy feliz que se nos dio, y poder cerrar el año de esta manera».

«Es muy lindo, lo disfruto muchísimo. Ojalá que el día de mañana sean más mujeres las que puedan obtener este logro. Igualmente, ante todo, hay que tener el acompañamiento de tu familia y de tu equipo, porque esto no se consigue por una sola persona sino que es el fruto del trabajo de todos. No es fácil encontrar el equipo cuando sos mujer. Y por suerte encontré uno que me hizo crecer muchísimo como piloto; y eso es espectacular», aseveró Oller.

Acerca de la apuesta en el presente 2019, la campeona de la Clase 2 aseguró que «este año nos preparamos muchísimo y crecí un montón en la actividad. El año pasado habíamos estado frecuentando el karting y el auto, y nos parecía mucho; por eso este año, nos dedicamos de lleno al auto y al campeonato y tuvimos el fruto».

Después de los 100 km de Río Grande, «que pude ganar; tomé más relevancia en la actividad. Gente que no conozco me veía en la calle y me empezó a reconocer. Y ese afecto y reconocimiento es muy lindo y me gratifica», concluyó acerca de la demostración de afecto y popularidad adquirida por la piloto, que, ahora más que nunca será recordada por todos los «fierreros» al marcar un hecho histórico en el automovilismo de TDF. Fotos: Yanina Oller.