La Cruz Roja Argentina aportará más de 2 millones de litro de agua potable en 2 meses a las comunidades wichis del norte de Salta. Será a través de una instalación de un campamento humanitario en el que participarán más de 400 personas.

Según el relevamiento hecho bajo el plan de Acción Humanitaria Salta 2020, el 75% de las comunidades no accede a fuentes de agua segura y más del 60% de los recipientes donde la almacenan están contaminados.

«Esta operación es la de mayor impacto humanitario por las posibilidades que va a tener de permitir frenar cuestiones asociadas al agua, deshidratación aguda y desnutrición profunda», declaró el presidente de la organización: Diego Tipping.

«Le hemos pedido al Estado nacional que nos ayude a conseguir los fondos restantes», agregó Tipping

Por aportes de recursos propios, de la sociedad civil y de gobiernos extranjeros, la Cruz Roja Argentina ya cubrió el 50% del presupuesto global de 875 mil dólares que se requieren para atender a las 9600 personas más afectadas en los departamentos de Santa Victoria, General San Martín y Rivadavia.

En las últimas semanas equipos de Cruz Roja Argentina junto a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Naciones Unidas y la Unión Europea realizaron un relevamiento en profundidad en 18 comunidades indígenas afectadas.

Además, anunciaron que se repartirán 1200 kits para las familias nómades con capacidad de potabilizar hasta 20 litros diarios y trabajarán en capacitaciones de «seguridad alimentaria para que las comunidades entiendan que muchas de las problemáticas de salud que tienen están asociadas directamente al consumo de agua no segura».