El intendente de Ushuaia, Walter Vuoto opinó sobre el nuevo gobierno provincial, y sostuvo que “el próximo gobernador tiene un gran desafío, grandes problemas que resolver, que es recuperar los 9 mil puestos de trabajo perdidos y eso lo va a lograr si se lleva bien con el gobierno Nacional, si genera políticas inteligentes al momento de no pelearse con nadie y generar una mesa de discusión que nos permita estar a todos adentro”.

Y consideró que en ese contexto va a contar con su apoyo “siempre hemos estado dispuestos a dar una mano, en tanto y en cuanto quiera dejarse ayudar y trabajar en conjunto. Nosotros nunca hemos hecho zancadillas para evitar el avance de ninguna obra de la provincia, aun cuando estuvimos muy enfrentados con Rosana Bertone, pero tenemos una lógica que es que cuando el beneficio es para la gente nosotros aportamos en eso”.

Vuoto se refirió a lo que significaron estos cuatro años para la mayoría de los argentinos y afirmó que “sabemos que fue un año muy difícil para todos los argentinos y argentinas, pero no hay que perder las esperanzas. Un país con paritarias, con consumo, donde los pibes y las pibas dejen de comer en los comedores y vuelvan a comer en sus casas, que los viejos tengan sus remedios” y resaltó “ese país es el que tenemos que reconstruir. Un país donde la pobreza no sea sólo un índice, sino que haya una política que permita erradicarla y creo que se viene un país con mucha esperanza que es lo que perdimos en estos años, así que argentinos y argentinas sigamos caminando juntos, sigamos trabajando y confiemos en que Alberto y Cristina van a poder encontrar el camino y nosotros tenemos la responsabilidad histórica de acompañarlos y ayudarlos”.

El peronismo provincial y nacional

Sobre la situación del Partido Justicialista, Vuoto expresó que “hay elecciones el año que viene y una discusión que se está dando. Me encantaría ser presidente, pero para eso hay que generar consensos y hay que discutir qué queremos del partido. Hace tres años, cuando fuimos a las internas di un paso al costado, pero todos los nombres que di fueron aceptados y pudimos encontrar un consenso. Pero hay que discutir qué vamos a hacer con el partido justicialista” y argumentó que “Alberto ya lo pidió en el PJ, nos toca gobernar y yo quiero que el partido justicialista me diga qué hay que hacer, que no se quede dormido, que sea un partido de acción. Y el PJ tiene un enorme desafío y en la provincia también, qué queremos que sea, discusión, formación. Estamos insertos en un país. Me encantaría, pero primero tenemos que decir qué queremos con el partido”.

“Milité siempre en el mismo espacio, hace 18 años que milito con Cristina y con el peronismo. Y voy a seguir militando con ella, con Alberto, con el partido justicialista. A veces nos toca ganar, otras veces nos toca perder. Hoy nos tocó ganar el país. No es fácil, no va a ser un año fácil porque recomponer todo lo que rompieron estos muchachos- que rompieron todo-, no va a ser fácil, pero no imposible. El peronismo siempre llega a ordenar lo que los gobiernos liberales y de derecha hacen. Soy militante del proyecto nacional y parte del proyecto que Néstor cambió definitivamente”.