Los vecinos del macizo L9, lindante a  la calle Isla Año Nuevo manifestaron su conformidad por el avance en las obras que se vienen realizando en el sector, donde se desarrolla la infraestructura de servicios, apertura de calles y limpieza del barrio, con un presupuesto de más de 4 millones de pesos.

Estos son lugares urbanos que quedaron irregulares en el corazón de la ciudad y desde el principio de la gestión del intendente se trabaja en la regularización dominial y la puesta en valor.

Walter, uno de los vecinos de la zona expresó que «avanzamos mucho en el barrio y estamos muy contentos y agradecidos, tanto del Intendente y toda su gente que tiene trabajando por todo lo que hicieron para nosotros en el barrio».

En tanto, otra vecina Neiza Fuentes señaló que «es un sueño para nosotros, estamos felices porque nos pudo visitar el Intendente y ver con sus propios ojos lo que se está haciendo en el barrio, como han avanzado las obras».

Cabe destacar, que el intendente Vuoto días pasados efectuó una recorrida y mantuvo un encuentro con vecinos y vecinas del macizo L9, en la calle Isla Año Nuevo quienes poseen los decretos de pre adjudicación de sus lotes y pronto tendrán sus viviendas, expresando su beneplácito por las obras que se llevan adelante para mejorar la calidad de vida de los vecinos.

El jefe comunal, que estuvo acompañado por el concejal Hugo Romero y el subsecretario de Obras Públicas, Pablo Castro, destacó el trabajo que se viene realizando entre la Secretaría de Hábitat y Ordenamiento Territorial, Planificación e Inversión Pública y demás áreas municipales con los vecinos del sector.

«Desde que comenzamos la gestión asumimos el compromiso de regularizar los barrios de Ushuaia y es una ardua tarea que venimos llevando adelante de manera mancomunada con todos los vecinos» y anotó «en este sector son 28 familias que van a vivir más dignamente y poder planificar definitivamente sus vidas y la de sus hijos en nuestra ciudad».