Según informa el diario Clarín, el presidente Mauricio Macri decidió tomarse unos días, luego de la cumbre del G-20 y se marchó junto a su familia a la Patagonia, de sorpresa. El mandatario habría partido el miércoles por la noche hacia Neuquén para descansar unos días a orillas del lago Nahuel Huapi.

Según el diario nacional, “el break tomó por sorpresa a algunos de sus propios colaboradores, fuentes indican que el Presidente deseaba “descansar de la adrenalina” que soportó durante el G-20 que acaba de concluir en Buenos Aires y reunió a los presidentes de las líderes potencias del planeta”.

Si bien no hay detalle de la cantidad de días que se tomará, “al momento no tendría programada ninguna actividad política durante su permanencia en La Angostura”.