Un caso de flagrancia tuvo lugar alrededor de las 10:00 en Río Grande. Una mujer se despertó y tras dirigirse a otro sector de su hogar, se encontró con una persona en el interior. La policía procedió de forma inmediata logrando reducir al delincuente.

El hecho sucedió en la calle Antártida Argentina al 700, donde una mujer embarazada estaba descansando en su casa hasta que escuchó ruidos y se percató que había una persona en el interior de su vivienda.

Detrás de la vivienda hay un obrador, y se presume que por ese lugar ingresaron dos delincuentes, que al momento de la huida ingresaron por puerta posterior de la vivienda, que había quedado abierta luego de la salida del marido de la mujer.