Un efectivo policial de civil logró rescatar a una mujer que intentaba atentar contra su vida. Ocurrió sobre la costa frente al municipio, donde desemboca el cauce del río Grande. Esta persona se encontraba llorando y atravesaba problemas personales. Al ser rescatada, fue trasladada hacia el hospital, lugar en el cual recibió la contención necesaria.

Momentos de suma tensión se vivieron en la zona de la costanera, más precisamente en el sector de la desembocadura del río Grande, frente al municipio riograndense.

Allí un cabo de la policía provincial, quien se encontraba de civil, observó a una mujer de unos 50 años, quien se hallaba en el sector de la playa, aparentemente llorando.

En ese preciso momento, la mujer comenzó a caminar aguas adentro, situación que fue advertida por el efectivo, quien sin dudar, acudió a su rescate, al tiempo que se logró dar aviso a las autoridades.

Afortunadamente al momento del hecho, la marea se encontraba baja, por lo que la mujer, quien se encontraba bajo una crisis nerviosa, no logró llegar al cauce del río, situación que podría haberla arrastrado en el caso de internarse en el agua.

Tras ser rescatada, la mujer fue asistida por el personal policial y posteriormente, trasladada a bordo de una ambulancia hacia el Hospital Regional Río Grande, lugar en el cual recibió la contención necesaria.

Según informaron fuentes policiales, esta persona se encontraba atravesando problemas familiares.