En horas de la tarde se produjo un impresionante y devastador incendio sobre la fábrica “Plásticos de la Isla Grande S. A.” ubicada sobre calle Ortiz, entre Almirante Brown y Padre Forgacs.

Numerosas dotaciones de bomberos, personal policial y defensa civil se trasladaron hacia el lugar, donde las llamas tomaron la totalidad de los galpones.

Momentos de suma tensión se vivían con el correr de los minutos, donde comenzaba a soplar el viento con mayor intensidad, avivando las llamas, las cuales avanzaban rápidamente por todo el predio.

Una gran cantidad de personas se acercaban al lugar del ígneo, intentando tomar imágenes, lo que terminaba perjudicando la labor que llevaban adelante los servidores públicos apostados en el lugar, quienes no solo debían luchar contra las llamas y evitar que las mismas se propaguen, sino que debían utilizar recursos para retirar del lugar a los curiosos a fin de evitar que sufran algún tipo de accidente.

La nube de humo negro se lograba observar desde gran parte de la ciudad, en tanto que en el lugar, la alta temperatura provocada por las enormes llamas se lograba percibir a más de cien metros de distancia.

La totalidad de las dotaciones de bomberos de la ciudad se trasladaron hacia el Parque Industrial, tanto de la policía, como de bomberos voluntarios, incluso se debió utilizar la autobomba de la ANAC que se encuentra de forma permanente en el aeropuerto de la ciudad, dejando en evidencia la magnitud del incendio.

Si bien frente a los galpones de la fábrica de plásticos hay viviendas particulares, todas las familias fueron rápidamente evacuadas, por lo que no hubo que lamentar personas heridas. Según se informó, dichas familias fueron albergadas durante los trabajos de lucha contra el fuego en la parroquia Sagrada Familia ubicada sobre calle Thorne y Roldán.

¿Intencional?

Si bien una vez que se finalicen los trabajos en el lugar, se espera que con las primeras luces del miércoles los peritos bomberiles lleven adelante los trabajos a fin de poder constatar las causas que originaron el devastador incendio.

Entre las primeras versiones que surgieron, fue el testimonio de unos trabajadores que se encontraban en las inmediaciones, quienes lograron observar a un grupo de chicos, quienes habrían prendido fuego unos cartones y maderas en el sector trasero de la planta, lugar donde se encuentra un acopio de elementos de fácil combustión.

Allí, el viento habría descontrolado las llamas, las cuales comenzaron a afectar a todo el predio. Si bien se estima que se trataría de una travesura, no se descarta la intencionalidad del siniestro, medidas que deberán ser analizadas e investigadas por las autoridades.

Operativo del Gobierno

Conocida la noticia sobre el incendio en la fábrica Isla Grande, el Gobierno provincial informa – a través de un comunicado- que el secretario de Estado de Seguridad, Javier Eposto, se hizo presente junto al comisario general Daniel Moraga, director de Seguridad Zona Norte de la Policía Provincial, para coordinar el trabajo de los equipos en la zona.

“La gobernadora Rosana Bertone se encuentra en Casa de Gobierno, desde donde mantiene comunicación permanente con el secretario de Seguridad y ha puesto a disposición todo lo que sea necesario para contener la grave situación que se vive en el incendio”, detalló el comunicado.

Y remarcaron que el Hospital Regional de Río Grande se encontraba “en estado de alerta, con la guardia, la terapia intensiva disponible y el shockroom preparado”.

“También se ha convocado un refuerzo de médicos ante cualquier eventualidad, por lo que el sistema de emergencia está a la espera de cualquier novedad. Hasta el momento, no se han registrado ingresos al Hospital a raíz de esta crítica situación”, cerró la información oficial.