Un lamentable episodio se vivió minutos antes de las 16 horas del jueves en la ciudad de Río Grande. El hecho ocurrió dentro de una vivienda ubicada sobre la intersección de las calles Obligado y Comandante Luis Piedrabuena.

El lugar se encontraba ocupado de manera ilegal por un hombre, por lo que el propietario del predio, solicitó a la Justicia que actuaran en contra de esta persona y desaojen el lugar. En las últimas horas, desde el Juzgado Civil N°2 de la ciudad de Río Grande se emitió una orden de desalojo, la cual debía ser llevada adelante por efectivos de la policía provincial.

Así fue que este jueves, cuatro uniformados de la Comisaría Primera se hicieron presentes, y al presentarle la orden de desalojo, le informaron a esta persona que debía abandonar el lugar por la determinación adoptada por la Justicia.

Mientras el hombre comenzaba a recoger sus pertenencias, y ante un descuido de los uniformados, habría tomado una botella con una sustancia similar al thinner, arrojándoselo sobre su propio cuerpo y prendiéndose fuego a lo bonzo.

Esto ocasionó una importante llamarada, la cual comenzó a expandirse al resto de la morada, en tanto que los policías, sin poder hacer nada al respecto, lograron escapar del lugar, dando aviso a bomberos y a la sanidad.

Rápidamente personal de bomberos voluntarios y de la policía se hicieron presentes, al igual que una ambulancia. Si bien los agentes bomberiles lograron sofocar las llamas, los médicos no lograron salvar la vida de esta persona, quien presentaba quemaduras de gravedad en todo su cuerpo, lo que le provocaron el deceso.

La víctima fatal fue identificada como  Antonio Ríos y aún es materia de investigación las causas por las cuales se encontraba residiendo en el interior de dicha vivienda.

Cabe destacar que los efectivos policiales que se encontraban en el lugar, debieron ser asistidos por el personal médico debido a que presentaban un principio de asfixia por haber inhalado humo al momento de desatarse el siniestro.

Personal de la División de Policía Científica se hizo presente en el lugar, junto a los peritos bomberiles, quienes dieron intervención a las autoridades judiciales a fin de llevar adelante diversas pericias y la posterior autopsia del cuerpo de Ríos.