Por Yolanda Dips.

Los trabajadores de la empresa Acsur paralizaron las actividades de la planta, por el despido de un operario, porque el mismo se produjo sin causa y denuncian que la medida fue “la gota que rebasó el vaso”.

Al respecto José Luis Villarroel, secretario General de la Unión de Obreros y Empleados Plásticos (UOyEP), comentó que la empresa dónde se elaboran envases PET se encuentra paralizada por los trabajadores “por el despido de un compañero, la gente está cansada del manoseo. Como pasa en otras fábricas el empresario se cree que tiene la sartén por el mango y que puede despedir a los compañeros sin justa causa, que porque tienen plata indemnizan y listo pero los compañeros se cansaron de ese manoseo”.

El dirigente gremial aclaró que la empresa alega una supuesta “reestructuración” pero la planta se encuentra “trabajando como si fuera temporada alta. Los compañeros dicen que el despido puede ser porque se trata de un trabajador que no era amigo de los jefes, pero el compañero no tiene ninguna sanción ni motivo alguno para que lo despidan” al tiempo que indicó que en la actualidad la planta tiene sesenta trabajadores y “ya desde la temporada anterior están trabajando bien. Ahora se encuentra paralizada la fábrica porque esta fue la gota que rebasó el vaso. Ya hubo despidos anteriormente, los compañeros se aguantaron, no pagaron el premio, las horas nocturnas, entonces decidieron salir con esta medida”.

Villarroel informó que “todas las fábricas tienen el mismo problema y siempre pierde el trabajador, van recortando porque aprovechan la situación de crisis que hay para quitar beneficios. Pero los compañeros de Acsur dijeron basta porque incluso ni siquiera en este caso se puede hablar de baja en la producción”.