Por Elías García.

Otra vez, los trabajadores de la empresa Australtex nucleados en la Asociación Obrera Textil (AOT) iniciaron medidas de fuerza por descuentos. La firma textil descontó los dos días en que el propio gremio se mantuvo en estado de asamblea permanente.

“La empresa no abonó los dos días de asamblea permanente que tuvimos dentro del marco de la conciliación voluntaria que teníamos; se hicieron las denuncias correspondientes, el Ministerio (de Trabajo) intimó a la empresa a abonar, la empresa firmo en un acta abonar el día lunes y ese mismo día nos dicen que no lo van a abonar”, resumió el secretario General de la AOT, Rogelio Sager.

El dirigente gremial explicó que el descuento se hizo efectivo en el salario de los 200 trabajadores afiliados a la AOT y aseguró desconocer en qué situación se encuentra el resto del personal, nucleado en SETIA.

“No descartamos un paro y de prolongarse la situación a la que nos está forzando la empresa, no descartamos un paro provincial de la AOT”, anticipó Sager.

El panorama general del rubro se presenta en similares condiciones, con “baja productividad” a raíz de las “políticas nacionales” implementadas.

Hasta el momento las empresas textiles continúan con sus labores “a un 60 o 50 por ciento”, sentenció el propio gremialista.