Los trabajadores presentaron una nota al municipio con el objetivo de llegar a un aumento salarial que no pudieron obtener desde el mes de marzo.

Para ello se declararon en alerta y movilización, con asambleas informativas, para obtener una recomposición salarial que contemple únicamente a los empleados, y no así a funcionarios del ejecutivo municipal.

Si bien en el mes de marzo hubo un paliativo salarial, los 220 trabajadores consideran que con la inflación, más los últimos tarifazos, se les hace imposible sostener un salario por debajo de la canasta básica.