Las organizaciones sociales, gremiales y políticas que integran la Multisectorial convocan a toda la comunidad para participar, el próximo lunes a las 12.30 horas a una concentración en Plaza de las Américas en Río Grande, donde se sumarán distintos gremios de Ushuaia para ser parte del reclamo, así como también los Veteranos de Guerra.

Desde la organización plantearon que “las reformas propuestas por el Gobierno Nacional de Mauricio Macri y avaladas por el Gobierno de Rosana Bertone sólo traen más ajuste, más despidos, y más quita de derechos sobre los trabajadores, y sobre todos los vecinos de la provincia”.

En este sentido, se recordó que se viene denunciando una intención de la nación con complicidad del Gobierno provincial de vaciar la isla, de aspirar a una provincia chica resignado la soberanía. En este sentido, además de la demanda por los derechos laborales, el reclamo tendrá que ver con el reclamo por la Soberanía Nacional y el derecho a vivir en Tierra del Fuego.

Cabe recordar que la CTA Autónoma, la UOM Río Grande, ANUSATE, SOIVA, SUTEF, el colectivo social Primero Chacra, gremios integrantes de la Unión de Gremios y directores previsionales electos por los trabajadores entre otros, realizaron un encuentro de cara a esta movilización teniendo en cuenta que “el escenario que se presenta para los trabajadores es por lo menos preocupante y necesitará de lo mejor de cada uno de nosotros como dirigentes gremiales, en defensa de los trabajadores de Tierra del Fuego”.

En este sentido Verónica Andino, dirigente del SUTEF e integrante de la Multisectorial, planteó que la idea de la reunión fue escuchar la situación “de los compañeros de la UOM porque la inestabilidad, el miedo, la inseguridad y todo lo que pasa cuando uno aparentemente va a perder el empleo se refleja en un montón de cosas, así que queríamos  escuchar de primera mano cuál es la situación y lo que les pasó”.

Andino aclaró que la situación en la industria “afecta de manera directa a todos los trabajadores; cuando vos tenés miles de despedidos significa que esa gente podrá sostenerse algunos meses, y se ve a tener que ir, lo que se traduce en menos alumnos en las escuelas y cierres de cursos. Por lo que los docentes van a perder trabajo, pero además repercute con los niños que están en el aula, como repercute el rompimiento del tejido social que contiene a todos esos niños nosotros. Es algo que ya lo venimos denunciando, esto no es nuevo, pero han tenido las fábricas alrededor de 6000 puestos menos y además los estatales con las leyes de enero de 2016 venimos bastante golpeados y esto viene a cerrar lo que decíamos antes de las elecciones: la isla chica para pocos, extractiva, con una reconversión que va a hacer que miles tengan que irse”.