Desde la firma indicaron que “teniendo en cuenta los boletos mínimos en todo el país, el nuevo saldo negativo rendirá entre uno y 5 viajes en colectivo” donde “los usuarios podrán comenzar a utilizar el nuevo beneficio a partir de la segunda semana de agosto”.

Además informaron que se aplicará un nuevo valor para el repuesto de la tarjeta equivalente a $50.

A través de SUBE, 3.8 millones de argentinos acceden a un descuento del 55% con la Tarifa Social Federal en el boleto del transporte público, la cual aplica a jubilados y pensionados; ex combatientes de la Guerra de Malvinas; Personal De Trabajo Doméstico; Asignación Universal por Hijo; Asignación por embarazo; Progresar; Hacemos Futuro; Monotributo Social; Pensiones no contributivas.

Entre sus virtudes se destaca la posibilidad de contar con un único sistema de pago a nivel nacional (se encuentra en 35 ciudades del país), permite registrar y desagregar información de viajes para su análisis y lograr mejoras significativas en políticas de movilidad.

Asimismo, SUBE asegura la transparencia a la asignación de subsidios, ya que el sistema brinda datos precisos sobre cantidad de pasajeros transportados y kilómetros recorridos en base a los cuales se calcula la distribución de fondos nacionales a las diferentes jurisdicciones.