En la jornada de ayer se llevó a cabo un paro nacional de CTERA al que adhirió el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF) sumando a la medida de fuerza una volanteada en Ushuaia y otra en esta ciudad. En la capital fueguina además los docentes le devolvieron a Bertone y Arcando las magdalenas que regalaron desde el Gobierno para el día del maestro, en señal de repudio por tres años sin paritarias ni recomposición salarial, las persecuciones, exoneraciones, baja de horas y cargos, intervención del IPES y falta de mantenimiento de los edificios escolares. En este marco los docentes dejaron en las vallas de Casa de Gobierno los “regalitos” que llegaron a las Escuelas desde el Ministerio de Educación.

Por su parte en Río Grande se realizó en horas de la mañana, una panfleteada en San Martín y Belgrano “para visibilizar el reclamo en contra del ajuste en educación y las políticas antipopulares de los gobiernos nacional y provincial, con una muy buena recepción por parte de los vecinos” indicaron desde el gremio.

Al respecto Verónica Andino secretaria General del SUTEF Río Grande indicó que “nos sumamos al paro de CTERA porque coincidimos con las reivindicaciones que se hacen a nivel nacional y tienen que ver con los reclamos que llevamos adelante en la provincia, sobre todo teniendo en cuenta la gravedad que se da acá porque no ha habido ninguna oferta ni discusión en torno al salario” al tiempo que remarcó que también se está denunciando “la caída  de horas, el ajuste concreto en educación, la situación de los institutos de formación en la provincia y por supuesto la situación de las universidades. Sin duda la educación pública está en riesgo, es un centro de ataque tanto del Gobierno nacional como provincial y este paro tiene que ver con eso”.

Tiempos violentos

Al ser consultada sobre una noticia que circuló en los últimos días sobre que los docentes patagónicos son los mejores pagos, la dirigente gremial aseguró que “como Patagonia siempre somos los más golpeados; hay un objetivo claro de ataque a los patagónicos por parte del Gobierno nacional. El salario que dicen es absolutamente mentiroso porque un docente que recién se inicia en la provincia cobra 16.500 pesos desde hace dos años y medio, que es desde cuando no tenemos un incremento salarial. Pero aparte hay un ataque generalizado frene a la inacción de Gobierno provincial en algunos casos y en otros directamente avalando esas políticas e incluso yendo más allá”.

Por otro lado la representante del SUTEF se refirió a la docente Corina, secuestrada y mutilada en la provincia de Buenos Aires. “Estamos todos absolutamente impactados no sólo por el secuestro, por la marca que le hicieron en el abdomen de Corina sino por la razón que tuvieron, que es por estar atendiendo a los chicos en la escuela, lo que hacemos los docentes, tratar de atender, de solucionar los problemas, las cuestiones urgentes y necesarias de los alumnos y alumnas que vienen a la escuela.  Por eso la olla popular y por eso el ataque concreto: Ollas no. Esto nos tiene que poner a pensar a todos, y por eso también esta volanteada que la comunidad entienda que nosotros no defendemos sólo nuestra dignidad, nuestro salario, la posibilidad de vivir en este lugar sino que defendemos la educación pública en la escuela pública, porque ese el ataque central del Gobierno nacional y del gobierno provincial.  No podemos volver a ese lugar, a ese momento en que el miedo marcaba la vida de los ciudadanos y ciudadanas. Por eso nunca más tenemos que volver a esos tiempos. La gravedad del hecho tiene que ver con los fundamentos ideológicos que están detrás”.