Por Yolanda Dips.

El secretario General de la seccional Patagonia de ASIMRA, sindicato que nuclea a los supervisores de las empresas metalúrgicas, Javier Escobar explicó que los empresarios “siguen insistiendo con un mayor ajuste, sin respetar los acuerdos firmados oportunamente”.

En este sentido el dirigente gremial aclaró que estuvieron reunidos nuevamente la semana pasada con los representantes de AFARTE “y ahora lo que piden es que aceptemos despidos, descuentos de salarios del 30 por ciento, suspensiones y recortes de horarios laborales, es un planteo general para toda la provincia” y aseguró que lo planteado por la cámara empresaria “fue rechazado en un 100 por ciento por los trabajadores, por una cuestión lógica” ya que, además “va totalmente en contra del acuerdo marco que ya firmaron para el sector y que nosotros rechazamos”.

Escobar, en declaraciones a Radio Nacional Ushuaia, aclaró que asimismo “tenemos un acuerdo firmado vencido el 31 de marzo sobre la reposición de los puestos de trabajo de aquellos que se desvincularon con retiros voluntarios” y que “el planteo que hace AFARTE ahora es contradictorio; porque ellos siguen hablando de mantener los puestos de trabajo, pero al mismo tiempo también nos están diciendo tenemos que reducir más trabajadores”.

Al respecto el representante de ASIMRA informó que “al 31 de marzo, tenemos 56 trabajadores menos en Río Grande. Si se respetara el acuerdo, las empresas deberían estar a partir de 1 de abril tomando 56 nuevos trabajadores. Pero la realidad es que hay empresas que ya cerraron, a pesar que del acuerdo también participó el Gobierno nacional” al tiempo que aclaró que ya “todas las presentaciones que corresponden en el Ministerio de Trabajo de Nación y, en ninguno de los casos, nos convocaron a una audiencia de partes para tratar la situación”.