El empresario Darío Loreto, presidente de la Cámara de Transporte de Tierra del Fuego, dio detalles de la situación que atraviesa el sector de transportes y logísticas en la provincia a partir de las medidas implementadas por el gobierno nacional durante los últimos años y la crisis económica de los últimos meses.

Loreto reconoció que el sector “desde hace tres años venimos muy castigados” además en su condición de Presidente de la Cámara de Transporte de Tierra del Fuego advirtió que “desde hace mucho tiempo venimos reclamando mejoras en algunas cosas porque nos hemos visto muy afectados y ha caído en más de un 70% el volumen transportado en lo que es Tierra del Fuego”.

Aseguró que si bien hay la provincia tiene “épocas de mucha actividad y otras no tanto” aseguró que después del Mundial de Futbol del año pasado “no lo pudimos levantar nunca más” y precisó que “antes de los 500 camiones que entraban  por frontera al día hoy estamos en 70 u 80 camiones”.

Loreto señaló que los costos “también han aumentado al ritmo que aumentó el salario del personal y la mayor preocupación que tenemos es el tema de los insumos como las cubiertas o los repuestos que eso nos ha aumentado muchísimo a nosotros pese a que estamos en una zona exenta de impuestos y acá no se venden 100 impuestos al día como en Buenos Aires y por eso el precio es mucho más alto”

Además también mencionó “el aumento permanente de los combustibles que nos ha llevado a perder en algunos  casos y en otros a salir hechos”, y señaló que en la actualidad un flete a Buenos Aires tiene un costo aproximado de “290 mil pesos ida y vuelta con el aumento de la barcaza “.

Además reconoció que también los perjudicó la eliminación de la oficina de transporte de la CNRT en la provincia para llevarla a Río Gallegos  dado que “a las empresas que somos fueguinas y trabajamos para el continente nos afectó muchísimo porque estando acá nos solucionaba muchos problemas y hoy tenemos que ir a Río Gallegos o a Buenos Aires”.

Además “nosotros en la Cámara brindamos todo lo que es el servicio de capacitación para la renovación de los carnets y estamos trabajando con el hospital de la Base Aeronaval de Ushuaia para hacer los psicofísicos pero la realidad es que acá el costo es 4 veces mayor a lo que cuesta hacerlo en el Mercado Central en Buenos Aires”.

Incluso Loreto reveló que en virtud de la situación actual “hay empresas fueguinas que han decidido parar los camiones e incluso algunas han decidido parar hasta el 60% de su cuota y en nuestro caso hemos decidido reducir las horas extras y los kilómetros extras para no reducir personal pero así y todo no nos sirvió y tuvimos que reducir el personal”.

Por lo cual aseguró que en el caso de Logan “tenemos un 20% o 30% de equipos ociosos que tienen un costo de mantenimiento y la pérdida del valor de la unidad que a la hora de cambiarlo sufre una desvalorización”.

Consultado sobre los costos de la logísticas y las medidas necesarias para reducirlos, Loreto explicó que “muchas veces se nos adjudica a nosotros costos de la logística que no tenemos nada que ver porque la logística es muy amplia dónde intervienen muchos entes como son la Aduana; SENASA;  y otros más incluso la seguridad y por ejemplo hoy estamos tomando custodia en Río Gallegos cuando antes la tomábamos en Sierra Grande o Bahía Blanca y ese no es un problema de las empresas de transporte sino que es un costo logístico que nos asumen a nosotros y no tenemos nada que ver”.

También señaló que existen diferencias, en cuanto a lo que ocurría en el pasado, en la relación con la Aduana dado que “antes cuando estaba Gustavo Echegoyen como administrador acá hemos consensuado y tratado de armar muchísimas cosas para salir adelante y tratar de que haya el menor impacto de costo al importador lo hemos tratado de hacerlo y nos dio una mano grandísima pero es como todo, cuando te cambian el jugador y viene otro administrador tiene otro librito”.

Sin embargo aclaró que “esto no es culpa de la aduana o del transporte o de un sector, creo que entre todos tenemos que buscarle la vuelta para que la logística se entienda que es una cadena muy grande de actores”.