Por Yolanda Dips.

Desde el gremio que representa a los trabajadores judiciales informaron que se suspendió el paro previsto para hoy porque el Superior Tribunal de Justicia los convocó a una reunión para dialogar sobre el reclamo de los trabajadores.

La semana pasada se había desarrollado una asamblea en la que se votó realizar un paro con fecha de hoy en reclamo de un aumento salarial que se viene solicitando desde fines de enero.

El secretario General de la UPJN Luis Bechis informó que recibió una convocatoria del Superior Tribunal de Justicia, para mantener una reunión este miércoles y esperan que en el encuentro se plasme una respuesta concreta al pedido de aumento que vienen solicitando, de lo contrario, avanzarán con el paro programado. “Es un año complicado y creemos que no va a ser fácil pero vamos a tratar de representar de la mejor manera que se lo merecen los judiciales” indicó el dirigente gremial por Radio Provincia.

Bechis señaló que “como gremio iniciamos el diálogo el 29 de enero y planteamos que debe haber mejoras no sólo en el área salarial sino en la judicial. Pedimos un aumento para febrero de entre el 10 y el 12 por ciento, teniendo en cuenta la inflación de los dos primeros meses” pero aclaró que “cobramos en marzo los haberes de febrero y no se plasmó ninguna recomposición. Por esto estamos con asambleas tanto en Ushuaia como en Río Grande y empezamos a diagramar acciones gremiales. La semana pasada se resolvió en asamblea avanzar con medidas directas, con un paro de 24 horas. Esperamos que haya una definición; planteamos una asamblea para el jueves 14 porque, si no hay respuesta, vamos a tomar las medidas directas que se anunciaron”.

El representante de los trabajadores manifestó que “pedimos un primer tramo salarial de la misma manera que se dio para el Poder Ejecutivo y Legislativo, del 23 por ciento. La inflación del año va a estar seguramente entre el 37 y el 39 por ciento, así que va a ser muy difícil alcanzarla con un 23″ por lo que remarcó que si hoy no tienen una respuesta van a continuar con las medidas de fuerza.