Por Yolanda Dips.

Los problemas en las fábricas electrónicas y autopartistas continúan y diariamente se presentan nuevos conflictos. En la firma Brightstar los trabajadores metalúrgicos vienen de una suspensión y se está discutiendo la reducción de jornada a 6 horas y la reducción de personal.

Además hubo problemas con los supervisores nucleados en ASIMRA que denunciaron que la empresa trae gente de afuera por lo que decidieron paralizar la producción y señalaron que estas personas son para cubrir puestos que podrían ser ocupados por vecinos desocupados de nuestra ciudad.

Por otro lado en la empresa Digital fueguina vienen con suspensiones desde febrero y se está discutiendo una suspensión hasta junio, que incluiría además la reducción de jornada y también la reducción de personal.