Las autoridades de Tierra del Fuego presentaron un proyecto formal para crear el primer parque nacional del país compartido con Chile, en una iniciativa que ya fue remitida al presidente Mauricio Macri y a su par Sebastián Piñera.

La creación del denominado Parque de la Paz Bioceánico o Parque Binacional pretende fusionar en una misma área natural protegida al actual Parque Nacional Tierra del Fuego, del lado argentino, con el Parque Nacional Yendegaia, del lado chileno.

Además, el proyecto propone anexar otras 3 áreas terrestres y 2 marinas del lado argentino, y 2 parques nacionales terrestres y 1 marino del lado chileno.

En el caso de la jurisdicción nacional, el parque incluiría la Reserva Cordillera de Tierra del Fuego (un corredor entre la zona oeste y este de la isla) y el Parque Provincial Península Mitre (una zona virgen en el sureste de la provincia), que se crearían especialmente para esta iniciativa, y la Reserva Nacional Silvestre Isla de los Estados.

Además, se sumaría el Parque Nacional Marino Yaganes (Banco Burdwood 1 y 2) y el Santuario de la Ballena Azul, en ambos casos todavía por crearse aunque el parque Yaganes ya cuenta con un proyecto de ley presentado en el Congreso.

Por Chile, se incorporarían el Parque Nacional Kaweskar, creado por decreto presidencial el 29 de enero de 2018, el Parque Nacional Alberto Agostini, que funciona desde 1965, y el Parque Marino Cabo de Hornos, creado por la ex presidenta Michelle Bachelet en febrero de este año.

«El proyecto ya está en poder de ambas cancillerías y de ambos presidentes. Pensamos que es una forma de conmemorar la paz entre ambos países y que posee respaldo técnico y documental como para que pueda ser analizado al más alto nivel político», aseveró la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone.

La mandataria fueguina consideró que por sobre los intereses turísticos comunes, que también existen, debe entenderse que «las cuestiones culturales y ambientales unen a los pueblos, y esta es una oportunidad para poder hacerlo», señaló.

La gobernadora admitió que en instancias posteriores se discutirá cómo implementar cuestiones migratorias o de otra índole, aunque pidió focalizarse en que «cuando se trata de países que tienen una situación similar que abarca desde su geografía hasta su régimen aduanero, las fronteras son lo menos importante».

Fuente: Télam