Desde la Justicia se encuentran investigando un nuevo hecho delictivo ocurrido en la ciudad de Río Grande.

El mismo se produjo en horas de la tarde del pasado lunes, momento en que el Subinspector de la División de Policía Científica Matías Ríos, estacionó su vehículo particular sobre calle Güemes al 200, sobre el paseo costanero.

Allí el efectivo, quien se encontraba de civil, descendió por escasos minutos, dejando en el interior del rodado una mochila.

Al alejarse del vehículo, un delincuente provocó la rotura de una de las ventanillas del rodado, logrando apoderarse de la mochila, para luego darse a la fuga.

A los pocos minutos, Ríos regresó, constatando que había sido víctima de los numerosos robos que se producen a diario en la ciudad de Río Grande.

Personal de la Comisaría Primera se hizo presente en el lugar, quienes junto a Policía Científica, llevaron adelante diversas medidas y pericias de rigor.

Por otro lado, fuentes judiciales quienes comenzaron a trabajar en la causa, confirmaron que dentro de la mochila del uniformado, se encontraba su arma reglamentaria, situación que generó una gran preocupación para las autoridades, ya que no sería la primera vez que un efectivo policial de Río Grande sufre el robo de su arma de fuego.

Asimismo, y en el marco de la investigación, se solicitaron las cámaras de seguridad de viviendas particulares, comercios de la zona, como así también, se encuentran analizando las imágenes del sistema de video vigilancia de la ciudad a fin de poder obtener indicios sobre la identidad del malviviente que se apoderó del arma policial.

Desde la fuerza no se brindaron mayores datos sobre el tema, en tanto que existe una gran preocupación en la plana mayor de la policía ante la situación que se vive en diversas jurisdicciones de la ciudad por el crecimiento en los hechos delictivos.