El hecho se produjo en la sucursal de Claro ubicada en Belgrano 481, lugar al que accedieron dos delincuentes tras romper la puerta vidriada con piedras y trozos de bloques ubicadas en la vereda.

Los malvivientes quedaron grabados en cámaras de vigilancia internas donde se los ve encapuchados y con guantes rompiendo las vitrinas y llevándose más de 30 equipos celulares por un valor mayor a 430 mil pesos.