El siniestro ocurrió sobre la intersección de las calles Colón y Espora, donde una camioneta Volkswagen Saveiro de color negra, la cual se encontraba al mando de José Salazar, colisionó contra un Fiat Mobi de color blanco, el que era conducido por la joven Ariana Galdames.

Producto del impacto, ambos vehículos se subieron a la vereda de una de las esquinas, donde la camioneta finalizó su marcha impactando contra el frente de una vivienda, en tanto que el automóvil hizo lo propio contra una columna de hormigón perteneciente al servicio de tendido de energía eléctrica.

Rápidamente personal policial y de bomberos se hicieron presentes en el lugar, quienes brindaron asistencia a los ocupantes de ambos rodados. Allí se constató que la joven conductora del Fiat se encontraba cursando un embarazo, por lo que se procedió a realizar su traslado hacia el Hospital Regional Río Grande, quedando en observaciones.

Integrantes de la División de Policía Científica se hizo presente en el lugar, quienes procedieron a realizar el corte de las calles a fin de llevar adelante las pericias accidentológicas de rigor.