La secretaria de Producción y Ambiente, Sonia Castiglione,  se encuentra al frente de las negociaciones para destrabar la situación planteada con la empresa Santa Elena prestadora del servicio de recolección de residuos.

La funcionaria afirmó que desde el municipio se están conversando con todas las partes para destrabar la situación, “confío en que pronto lleguemos a buen puerto para que se retome el servicio en la ciudad”.

Santa Elena está solicitando el reconocimiento de mayores costos por parte del Estado municipal, aduciendo consecuencias negativas en su estado financiero advirtiendo que corre el riesgo sus obligaciones con sus empleados. Esto generó el reclamo por parte de sus representantes sindicales.

La firma ya consiguió una aprobación de mayores costos para el servicio de Recolección de Residuos y el Concejo Deliberante, en la última sesión, aprobó lo propio para el relleno sanitario; quedando pendiente una restante que se encuentra en análisis del Tribunal de Cuentas municipal, tal cual lo establece la normativa vigente.

“Todo lo que estamos haciendo y todo lo que estamos hablando es con el fin de garantizar la prestación del servicio pero también que se cumpla con las obligaciones de los empleados de Santa Elena. Confío en que llegaremos a buen puerto, sin comprometer tampoco las finanzas de la ciudad”, sostuvo Castiglione.

“Estamos avanzando, no podemos dar demasiadas precisiones por ahora, hasta que logremos un acuerdo que sea beneficioso para todos. Sabemos que nos apremia el tiempo para una solución, estamos trabajando para conseguir esto. Pero a veces hay cuestiones, como las financieras que deben resolverse para destrabar la situación”, insistió Castiglione.

“El atraso en los fondos coparticipables por parte del Gobierno provincial hacia la ciudad trae este tipo de consecuencias, porque muchos proveedores se ven perjudicados por esta realidad que hoy nos toca, pero existe predisposición de todos para que lleguemos a un acuerdo y volver a darle el servicio de la ciudad”, recalcó.