El próximo miércoles 29 de mayo se realizará un paro general de la CGT y la CTA en protesta a las políticas en contra de los trabajadores de Mauricio Macri, que afectará la mayoría de los servicios.

Por el lado del transporte, con la adhesión de la CATT no habrá vuelos, trenes, colectivos, puertos ni transporte marítimo. Además, la Unión de Kiosqueros del República Argentina (UKRA) confirmó que no cargarán la tarjeta SUBE.

Por el lado de la logística, al sumarse Camioneros, no habrá transporte de caudales, combustibles, mercaderías ni correos. Tampoco se realizará la recolección de residuos.

Entre otros de los adherentes, están los canillitas, bancarios, mecánicos y afines, como empleados de la administración pública y dependencias municipales.