Una intensa sequía con probabilidad de incendios forestales en la región central del país y excesos de precipitaciones en el noroeste, con aludes, deslizamientos e inundaciones, afectarán a la Argentina en los próximos meses, según el Plan Nacional de Reducción de Riesgos y Desastres presentado hoy en Casa de Gobierno.

El programa, en el que trabajaron durante meses especialistas de diversos ministerios y todas las áreas de seguridad del gobierno, tiene previsto dar informes trimestrales sobre las posibilidades de ocurrencia de desastres y emergencias con el fin de adoptar junto a las provincias, las medidas de prevención necesarias para mitigar el impacto en la población.

El plan incluye, además, una serie de acciones a llevarse a cabo a partir de este año y hasta el 2023, con metas a alcanzar por las provincias y los municipios siempre para prevenir el impacto en la población de acuerdo a las previsiones que realizará el Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgos y Desastres (Sinagir).

Marcelo Rosas Garay, subsecretario de reducción de Riesgos y Desastres, dijo a Télam que «nos proponemos armar un mapa de escenarios potenciales de riesgos con la información que nos proveen más de 70 organismos del estado y del exterior, con informes trimestrales de lo que puede suceder en determinadas zonas».

En este aspecto apuntó que «esto es un cambio de paradigma respecto a lo que se venía realizando hasta el 2015. Siempre se actuaba cuando el fenómeno estaba presentaba y se actuaba en la mitigación, ahora buscamos la prevención. Apuntamos a lograr comunidades resilentes, con capacidad de respuesta a la emergencia».

Rosas Garay destacó que en la región central del país, «tenemos previsto una previsión de lluvia menores a las normales, con la consecuente sequía y altas probabilidades de incendios forestales en los próximos meses»

Esto es para las provincias de Mendoza, La Pampa, parte de Buenos Aires y norte de Río Negro.

En este aspecto, el funcionario aseguró que en esa región hay ya instalados tres bases del Sistema Nacional de Manejo del Fuego.

También hay previsto «exceso hídricos» en el noroeste argentino, con el consecuente riesgo de deslizamientos y aludes, tal como aconteció con la localidad jujeña de Volcán el año pasado y como sucedió en Palpalá hace algunos días.

Esto exceso de lluvia traerá aparejado también inundaciones en esa región conformadas por Jujuy, Salta, Catamarca, San Juan y Tucumán.

El plan presentado hoy también prevé intensas nevadas en la cordillera y alerta por la emisión de cenizas volcánicas en las provincias del sur del país.

«En diciembre presentamos el escenario de verano de potenciales riesgos y los eventos ocurridos se cumplieron en 96 por ciento, Nosotros no decimos mañana va a llover sino que esa región puede haber una saturación hídrica por tormentas y generar a inundaciones», aseguró Rosas Garay.

Diez provincias adhirieron a la Ley 27.287 que creó el Sinagir, mientras que otras nueve están en proceso de adhesión. El plan nacional será publicado la semana en el Boletín Oficial que viene con lo cual ya entrará en vigencia, mientras que para los meses de mayo y junio se formularán las previsiones para el año 2019.

El Plan prevé prevé que por primera vez se ejecuten «medidas y políticas estratégicas» coordinadas con las provincias y municipios para «fortalecer la prevención y los mecanismos de respuesta» ante situaciones de emergencia.

La presentación fue encabezada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien estuvo acompañado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en el Salón de los Pueblos Originarios de la Casa Rosada.

“Este plan se trabajó junto a todas las áreas de Gobierno y las provincias, e implica un paso más en la prevención, respuesta y reconstrucción luego de una emergencia”, expresó Peña.

Además, el jefe de ministros indicó que “desde diciembre para acá tuvimos incendios, sequía e inundaciones, pero mejoró nuestra capacidad de respuesta, lo que es muy alentador”.

Por su parte, Bullrich señaló que el plan “es un hito para el país” y destacó «el trabajo en equipo».

En tanto, el secretario de Protección Civil del Ministerio de Seguridad, Emilio Renda, puntualizó que el plan tiene una mirada “integral y estratégica que abarca una serie de objetivos para el corto, mediano y largo plazo, así como acciones concretas para desarrollar en los próximos cinco años».