Por E. Machiavello.- A pesar de la ordenanza “Tolerancia Cero” que rige en la ciudad, los casos de alcoholemia positiva en Río Grande ya superaron los 400. Este fin de semana largo se incautaron otros 9 vehículos por este mismo motivo.

Los números corresponden a lo contabilizado hasta el mes de septiembre por la Inspección general de Tránsito del municipio, cuando ya se habían registrado 425 conductores con alcoholemia positiva, a un año de la implementación de la ordenanza Tolerancia Cero al volante.

Desde hace 3 años, la Dirección de Tránsito comenzó un trabajo de Educación Vial en las escuelas secundarias de la ciudad, con los chicos de entre 16 y 18 años, próximos a finalizar sus estudios secundarios. Luego se incorporó a los chicos de jardines de infantes y de los estudiantes de la escuela primaria, con buena recepción de parte de los alumnos.

José Díaz, Director de Inspección de tránsito municipal, anunciaba en septiembre que el gobernador electo Gustavo Melella tenía intenciones de llevar la Educación Vial a todos los niveles educativos de la provincia, “promoviendo mecanismos legales y obligatorios en la currícula escolar”.

En el pasado mes de julio, el municipio anunció que debido al incremento semestral de las unidades UFA (Unidad Fija a Aplicar) también aumentaron las multas por infracciones, que en el caso de una alcoholemia positiva, podría llegar hasta $216.000.

La normativa establece además, que en el caso de registrarse alcoholemia superior a los 0,5 gramos por litro de sangre, el conductor también será inhabilitado para conducir. Para la rehabilitación, entre otros requisitos, deberá abonar un monto extra equivalente a 2.000 UFAs, es decir $72 mil pesos más.

Por otra parte, la ordenanza Nª 5340, establece la penalidad para quien no respete la indicación del agente de Tránsito en cualquier operativo de control vehicular, con una multa de entre 2.000 y 6.000 UFAs; de $72 mil a $216 mil.

En marzo de este año, 1 de cada 10 conductores reconoció que en el último mes manejó después de haber consumido alcohol. Esos datos fueron relevados por la Dirección Nacional de Observatorio Vial durante una investigación que se presentó en marzo de 2019 y que analiza los controles de alcoholemia en la Argentina entre 2016 y 2018.

Los datos brindan una clara falta de conciencia, ya que la inseguridad vial es la principal causa de muerte entre los jóvenes de la Argentina y causó en total 5582 muertes en 2016; 5611 en 2017; y 5472 en 2018, según la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).

Si bien a nivel nacional se sostiene la normativa de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre, fueron 6 las provincias que se diferenciaron de la legislación nacional y elaboraron su propia legislación de Tolerancia Cero: Córdoba, Salta, Tucumán, La Rioja, Neuquén y Entre Ríos.

Pero la responsabilidad de legislar al respecto también la tienen los municipios, que pueden modificar las normativas con la sanción de ordenanzas, tal como lo hizo el municipio de Ushuaia y Río Grande.

Lo que se puede legislar es la responsabilidad de cada conductor al volante, que en lo que va del año, y sólo en Río Grande, ya se cobró 5 vidas.