Desde la cartera de Turismo de El Calafate manifestaron su preocupación por la reducción de vuelos que hubo en los últimos años.

“Hoy por hoy tenemos 6 vuelos diarios, es poco, además las low cost no llegan a estos destinos, por lo que Aerolíneas es nuestro socio estratégico. La reducción de vuelos trae aparejadas las tarifas, porque volar al Calafate desde Buenos Aires cuesta 28000 pesos”, dijo el secretario de Turismo de El Calafate, Alexis Simunovic.

La tarifa corresponde al próximo fin de semana largo, del 16 al 19 de noviembre. Mientras que el pasaje a Río Gallegos desde Buenos Aires cuesta $7000. Con estos precios, los turistas están optando por este destino, y desde Gallegos se puede alquilar una combi hasta el Calafate.

“La política tarifaria del gobierno es muy cara, prohibitiva para el turismo nacional, más en este momento que tenemos una macroeconomía que ayuda al turismo externo”, manifestó Simunovic.

A los elevados precios de los vuelos a El Calafate se suma la baja de la gratuidad a los parques nacionales dispuesta por el gobierno. A partir del 1 de noviembre, la entrada general al parque nacional Los Glaciares cuesta 700 $.

“Los turistas van a gastar en hotelería, la secretaría de turismo no contempla estas cosas, ponen un palo en la rueda para el turismo”, se quejó Simunovic.