Por Elías García.

Tras el fracaso de las paritarias en el ámbito nacional, el último jueves, entre la Federación Argentina de Transporte por Automotor de Pasajeros (FATAP) y la Unión Tranviarios Automotor (UTA), la entidad gremial convocó a una medida de fuerza para mañana.

El paro tendrá lugar durante las 24 horas de este martes, luego de la negativa de la parte empresarial a otorgar una recomposición salarial: “El acuerdo del 23 de mayo del corriente se concretó a través de un gran y último esfuerzo efectuado por el sector empresario y que, hasta el presente, no tiene ningún ofrecimiento para realizar al sector sindical”, indica el acta firmada entre las partes en el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

Por su parte, el gremio de la UTA anunció que “resulta indispensable arribar a un acuerdo salarial 2018 como efecto de la inflación y asimismo acordar una recomposición salarial que alcance a la proyección inflacionaria en lo futuro”, retirando “que el acuerdo salarial 2018 se encuentra vencido hace casi ya dos meses, desde el 31 de marzo del presente año”.

Por último, en la misma acta la parte gremial ratificó “el plan de lucha, declarando el estado de alerta ante la manifestación de la parte empresaria, que desoye la legítima pretensión sindical que tiene a la urgente recomposición salarial”.

El paro tendrá efecto en Río Grande y Ushuaia, por lo que las empresas City Bus y UISE, respectivamente, no tendrán actividad durante el día de mañana, debido a que la totalidad de los trabajadores se plegarán a la medida de fuerza desde las 00:00 horas del martes.