Por primera vez desde que terminó la Guerra de Malvinas trasladarán el cuerpo de un caído en las islas al continente. La esposa del primer teniente de la Fuerza Aérea Luis Darío José Castagnari, María Cristina Scavarda, podrá así cumplir con un pedido que le hizo su propio esposo antes de partir al campo de batalla.

Para María Cristina, trasladar los restos al cinerario de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús en la ciudad cordobesa de Río Cuarto será también una forma de sanar. “Cuidate, cuidá a nuestros cuatro hijos, y si no vuelvo de Malvinas quiero que traigas mi cuerpo y me entierres junto a Gustavito”, le dijo su esposo cuando se despidieron.

Gustavito era su primer hijo, que murió a los tres años por un cáncer que avanzó en pocos meses. Después de 36 años, la mujer del héroe de Malvinas podrá cumplir con su palabra. Según el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj, el traslado se hará en la primer quincena de diciembre.

Sin embargo, desde la cartera de Avruj aclararon que esta no es una iniciativa del Estado sino que colaboraron en la coordinación con trámites legales. También, informaron que el empresario Eduardo Eurnekian se ocupará de la logística y destacaron su “gran compromiso con las familias de los soldados de Malvinas”.

La esposa del teniente siempre quiso que su marido descansara junto a los restos de su hijo en la parroquia de Río Cuarto, donde ellos se casaron. Ahí hay una urna con una placa que dice Gustavo Daniel Castagnari. El espacio disponible que está al lado finalmente quedará ocupado.