El ministro de Educación de la provincia, Diego Romero criticó las manifestaciones de los alumnos que tuvieron lugar tanto en redes como en la calle, el pasado lunes, en reclamo por las condiciones edilicias del colegio.

Los alumnos habían comenzado una sentada en reclamo por la falta de respuestas del ministerio, ante el reclamo por la instalación de una caldera que no sería la correcta. Y extendían su reclamo por la demora en la finalización de los trabajos en el gimnasio y sus dudas acerca de la apertura del comedor.

En una marcha hacia el ministerio de Educación que tuvo lugar ese mismo lunes, y que tuvo amplia repercusión en redes sociales, los alumnos le entregaron al ministro una lista con sus reclamos. Mientras tanto, desde Gobierno argumentaron que los trabajos de estaban haciendo, y emitieron un comunicado enumerando los trabajos de obra que se estaban realizando en la institución.

“Estoy en comunicación permanente con los directores de las escuelas, y si el director no tiene la autoridad de informar los trabajos que se están haciendo y sobre los avances de la obra, a mi me llama la atención, porque ven que está trabajando gente”, afirmó Romero este mediodía por Fm Aire Libre.

“Me llamó la atención como si no se atendieran las necesidades, tanta intensidad en una protesta cuando están recibiendo respuestas. Estamos dos ministros recorriendo las escuelas y trabajando y en las redes sociales dicen que no se está haciendo nada”, agregó el ministro.

Y se refirió a la firma de un acta de trabajo entre el personal de infraestructura, obras públicas y el ministerio de educación, donde se contemplaría las observaciones sobre las cuestiones en reclamo, definiendo aquellas que son de solución rápida y cuáles son las que necesitan más tiempo, de acuerdo al armado de expedientes u otros tipos de vía que no es inmediata.