Esta semana, dos oficiales de Policía asistieron a un llamado de emergencia en la calle Kovacic N° 625 de la ciudad de Río Grande y ayudaron a una mujer que dio a luz antes de arribada la ambulancia.

En conferencia de prensa, la ayudante María José Valenzuela y el cabo Jonatan Benítez dieron detalles de lo que fue asistencia.
María José relató que se encontraba en la Comisaría cuando recibió el “Código” (con el que identifican el pedido dentro de una emergencia) y se dirigió junto al Cabo Benítez al domicilio para constatar lo que estaba sucediendo.

“Nos fuimos con el móvil al domicilio donde nos encontramos que la mamá (Griselda Morel de 26 años), estaba en el trabajo de parto”, explicó María José. En un primer momento, “intenté tranquilizarla” ya que la joven “estaba a los gritos pidiendo ayuda”.

En ese momento, “estábamos en el comedor, donde había unas mantas en el piso y la acosté”, detalló y agregó, “cuando se para, ahí vimos la cabecita del bebé. Ya estaba dando la luz”. Ante esto, “la acosté rápido y salió la bebé”, dijo emocionada María José.

Por su parte Jonatan Benítez relató que, “fue rapidísimo, no nos dio tiempos para pensar en nada. Estaba prácticamente afuera la bebé”.
Cuando asistieron, “pensé que era llegar, tranquilizarla y esperar la ambulancia que viniera. No imaginé que pasara lo que pasó”, dijo María José Valenzuela.

“Fue demasiada adrenalina, mucha emoción”, recordó y expresó que, “salir de un código con tanta alegría no es común”. La bebe lleva el nombre de María José en agradecimiento a la asistencia y la madre le solicitó que sea la madrina de la bebé.