Por Yolanda Dips.

Ambos gremios de judiciales hoy llevarán adelante un paro por reclamo salarial. Como anticipamos esta semana la UPJN realizará una medida de fuerza por 48 horas y se suma el SEJUP con un paro hoy y una retención de servicios el jueves.

Al respecto Lucas Ghío secretario Adjunto del Sindicato de Empleados Judiciales de la Provincia explicó que “Nosotros venimos desde antes de la feria charlando con el Superior Tribunal de Justicia, porque les solicitamos que atendieran nuestro reclamo salarial. Lo que estamos pidiendo es una recomposición que sea acorde con el nivel inflacionario” y aclaró que  durante 2018 “perdimos aproximadamente unos 20 puntos contra la inflación y lo que no queremos es que este año se vuelva a repetir esa situación”,

Ghío aclaró que por ese motivo estuvieron “antes de la feria y una vez que retomamos con asambleas simultáneas, tanto en Río Grande como en Ushuaia, y lo que se resolvió este lunes en ambos distritos fue ir a un paro el miércoles 13 esperando una respuesta del Superior Tribunal de Justicia” además que para el jueves tienen programada “una asamblea con retención de servicios, a partir de las 12 horas” y no descartó que las medidas podrían profundizarse “porque esto va en escalada, esperando tener alguna respuesta del Superior Tribunal de Justicia porque las medidas de fuerza van a ser contundentes, el acompañamiento de los compañeros está y en el caso de que no sean atendidos los reclamos analizaremos que otras medidas llevar a cabo”.

Finalmente el dirigente judicial se refirió a la situación general de los judiciales, indicando que “lo cierto es que las categorías más bajas, las iniciales, están en una situación crítica desde hace muchos años. Porque si bien este año conseguimos un 20 por ciento de aumento, durante el primer semestre, la realidad es que no alcanza” remarcó que “Hoy ese porcentaje se lo comió la inflación y si tenemos en cuenta la disparada del dólar de ayer, más lo que puede suceder en los próximos meses, vemos una situación muy complicada de acá a fin de año. Como gremio estamos a la expectativa de poder sentarnos a dialogar, la realidad es que estamos muy dispuestos porque lo que queremos es solucionar el problema de los compañeros”.