El concejal Paulino Rossi se manifestó sobre la polémica desatada alrededor del presupuesto presentado por el ejecutivo de Río Grande, cuestionado en varios puntos por el intendente electo Martín Pérez.

“El presupuesto que presentó Melella no es viable y muy distinto a la lógica de lo que se viene presentando en los últimos años”, dijo Rossi, y se refirió al fuerte incremento en las partidas dedicadas a la empresa de transporte público Citybus.

Rossi planteó que no creía que la empresa “haga un renunciamiento histórico a recibir este subsidio el año que viene. 120 millones de pesos de subsidios directos, hay que analizarlo bien, porque lo terminan pagando todos los vecinos de rentas generales, tenemos que ser muy serios. Porque si vamos a recortar la ayuda social, vamos a parar la obra pública, pero vamos a garantizar subsidios altísimos a la empresa, hay que discutirlo y debatirlo. A prima facie son cuestiones que generan mucho ruido”, dijo Rossi por Radio Nacional Ushuaia.

Y agregó que “significa una contracción a las prestaciones sociales y a la gente más vulnerable de la sociedad, con una perspectiva de cero obras públicas en un contexto que no es viable. No sería razonable que plantee que el plan de gobierno para el año que viene sea de fuertes subsidios a las empresas en detrimento de lo social y de los que más lo necesitan” opinó el concejal.

“Cuando yo veo al equipo económico del gobernador electo planteando como una gran problemática esta deuda, para mí no es problema. Asumen y al otro día lo pueden regularizar. Tengo la plena certeza que llegan y al otro día lo regularizan. Entonces, no hay problemas, se debe solucionar rápidamente. No creo que cambien la opinión al día siguiente. Son los que tienen que solucionar esta situación en unos días más”, manifestó el edil.

Y afirmó que “con este presupuesto no se puede llevar una gestión digna. No es posible, no tiene las herramientas para contener la situación económica y social del municipio. Hay cuestiones que son materia de opinión, pero no este presupuesto. Lo único que hace es garantizarles la rentabilidad de la empresa de transporte público y a la empresa de recolección de residuos, pero no soluciona los problemas de la gente”.

Según el concejal, “la predisposición de los concejales para ayudar, va a estar. Necesitamos trabajar en un consenso, para ver qué modificaciones llevar adelante de acuerdo a la visión del intendente electo. Si todos estamos de acuerdo sobre las necesidades a resolver, como la problemática del desempleo, tenemos que empezar a priorizar presupuestos que acompañen a las políticas públicas que resuelvan estas problemáticas”.