En sintonía con los reclamos que se llevaron a cabo en Capital Federal, distintos sectores que integran la multisectorial por la soberanía de Río Grande hicieron un ruidazo en la plaza Almirante Brown.

Bajo la consigna “no a los tarifazos”, organizaciones políticas, gremiales, sociales y barriales de la ciudad firmaron un documento en repudio de la embestida del gobierno nacional contra el pueblo fueguino.

El comunicado exige la derogación de los decretos y todas las herramientas legislativas y administrativas que imponen incrementos de tarifas, impuestos y tasas desde el inicio de este mandato con el famoso paquete de leyes del 8 y 9 de enero del 2016.

También solicita la condonación de la deuda por servicios contraída desde diciembre del 2017.

Así como la adhesión a la ley nacional de electro dependientes y la tarifa social, que no están contempladas en los decretos.

En este punto en declaraciones a Ushuaia Noticias, Verónica Andino representante se Sutef señaló que “como parte de la CTA autónoma hemos tenido una reunión con el presidente de la cooperativa eléctrica para que esto se cumpla, porque hay personas cuyas vidas dependen de que esta ley se cumpla, hay necesidad de aplicación urgente”.

Ante la consulta sobre la posible visita de Macri a Tierra del Fuego, respondió: “Lamentablemente el presidente sabe muy bien lo que pasa. Ha atacado sistemáticamente a la provincia, a la industria, a la soberanía con la cuestión de Malvinas, creo que el pueblo fueguino se lo va a hacer notar, como le pasa en otros lugares a donde ha ido”.

Por su parte, René Vergara, delegado del Sindicato de Petroleros y Gas Privado opinó que “nos exigen tarifas que los trabajadores no alcanzan a pagar, es un abuso para todos”.

“La provincia vive una realidad desesperante, con fábricas cerradas, la actividad del petróleo a medias, comercios cerrados; quién puede ir a esperar a Macri?” cuestionó, “nadie”, agregó.

Desde el Polo Obrero, Daniel Barria hizo un llamado de atención a algunos sectores geniales. En ese sentido, manifestó que “la burocracia sindical tendría que llevar adelante una medida ejemplar con un paro de 36 horas para recular al gobierno nacional de estos tarifazos que son brutales para las clases trabajadoras”.