Por Esteban Parovel.

La Copa América que se pondrá en marcha en unos días, nada más, hizo que el parate en el fútbol grande de la Argentina se prolongue un poco más de la cuenta y los diferentes planteles, sin competencia hasta la finalización del certamen continental, se vieron favorecidos en un plazo descanso mayor de cara a una nueva temporada.

Días atrás, Oliver Benítez, jugador formado en la cantera ushuaiense, visitó la capital provincial para compartir unos días junto a sus afectos, y en el paso por la ciudad provechó no solo para visitar amigos y estar en familia, sino que además se lo vio en los terrenos de juego compartiendo un poco del futsal que se desarrolla en Tierra del Fuego.

En un ameno diálogo, Benítez puntualizó su situación contractual con San Martín de Tucumán, equipo con el que jugó en la Superliga, tras ganar la Copa Chile con Palestino en 2018; y en la competencia nacional 2018/2019, el elenco tucumano no pudo sostener la categoría y descendió a la B Nacional, segunda división del fútbol argentino.

“Las vacaciones, en este período, son un poco más largas que de costumbre por la Copa América así que aprovecho para venir para estar con mi hijo, ver amigos y disfrutar un poco en la ciudad”, porque más allá de estar a gusta con Tucumán y sentirse muy cómodo, “se extraña mucho el lugar que me vio crecer”, indicó el jugador que tuvo su inicio en las inferiores de la CAI de Comodoro Rivadavia y luego saltó al profesionalismo en Gimnasia y Esgrima La Plata.

“Esto lo tomo como un auténtico cable a tierra. Es muy lindo pasar por los diferentes lugares, pasar por la escuela a la que fuiste, ir a ver al club en el que te criaste. Sirve para reencontrarse con gente que hace mucho que no compartir y a mí, fundamentalmente, me recarga mucho de energías para continuar en el día a día en la actividad”, apuntó Benítez acerca de su vivencia particular al transitar las calles del “Fin del Mundo”.

El espigado defensor central, que ya dejó suelo fueguino, tiene contrato por un año más con San Martín de Tucumán, y de no surgir, alguna oferta superadora del plano local o de algún elenco del extranjero, se quedará a gusto a defender los colores del santo tucumano en la B Nacional en busca del retorno a la máxima división. “Va a ser un año de mucho trabajo y bastante convulsionado porque tenemos que ir a buscar el ascenso”, aseguró el zaguero.

Igualmente, el amplio recorrido en Primera División, hacen que se tomen las situaciones que le toca transitar de diferente forma comparado con aquellos futbolistas que recién comienzan su carrera. “Cada club me fue aportando algo. La experiencia es muy buena, fui conociendo mucha gente y de todos vas sacando algo positivo”, apuntó el jugador, quien resaltó que siempre uno se queda con los mejores momentos y “más allá de que no se pudo mantener la categoría, el hincha de San Martín siempre acompañó y llenó la cancha. Siempre apoyando”.

“Nos quedamos tristes porque la gente se merecía quedarse en Primera y no pudimos concretarlo”, se lamentó Oliver Benítez, que aún mantiene el lazo con la institución del norte de nuestro país. “La idea es volver, y ver si sale alguna oferta se evaluará”, expresó al respecto del mercado que se extenderá hasta después de la Copa América, por lo que deberá ser paciente y aguardar. Sin embargo, “si no sale nada, me quedaré contento en San Martín a tratar de ser protagonistas en la B Nacional y tratar de lograr el objetivo de ascender, que seguro va a ser lo que nos propondremos para la temporada”.

La apertura de los mercados de Chile, donde ya estuvo y salió campeón, México y Brasil, pasa a ser una de las alternativas más buscadas por los futbolistas argentinos que no desembarcan directamente en Europa. Justamente, “son Ligas que son muy buenas. En Chile, me encontré con un fútbol que me sorprendió gratamente. No conocía mucho, salvo los equipos grandes a los demás no los conocía, y te encontrás que es competitivo, y hay buenos jugadores. Si sale alguna propuesta de estos mercados internacionales fuera de Argentina, veremos qué es lo mejor e intentaremos que se concrete”.

Mientras se define el futuro del futbolista que tiene raíces en el semillero fueguino, lo certero es que Favio Orsi y Sergio Gómez son los nuevos entrenadores del plantel profesional, y la dupla técnica ya confirmó la fecha de inicio de la pretemporada, cuyo comienzo de las prácticas formales del Santo tucumano será el próximo 18 de junio.

El campeonato con Palestino

“Uno no se pone a pensar pero hay mucha gente de Palestina que sufre la guerra. Que hacía mucho esfuerzo para seguirnos y haberles podido regalar el campeonato fue algo especial. A mí nunca me había tocado vivirlo y hacía 40 años que Palestino no salía campeón. Profesionalmente, fue una alegría inmensa porque fue la primera vez que me consagraba campeón”.

“Estábamos peleando la final de la Copa Chile y a la vez el descenso; y terminamos saliendo campeones ganándole la final a Audax Italiano, por 3-0, de local; y teníamos dos partidos todavía para salvarnos. Finalmente, nos salvamos en la última fecha contra Huachipato y fue un alivio muy grande”.

“Ese mismo grupo, este año ingresó a la Copa Libertadores, “hicieron una Copa extraordinaria, en el grupo con Inter de Brasil y River Plate; hicieron un muy buen papel. Con un plantel corto los chicos hicieron una muy buena campaña”.