Personal de la comisaría Quinta de la ciudad de Río Grande fue advertida sobre un nuevo hecho delictivo cometido en la ciudad.

En horas de la noche del martes, un vecino que se encontraba al cuidado de una vivienda ubicada sobre la intersección de las calles Playerito Rabadilla Blanca y Halcón Peregrino de la zona de Chacra XI, se hizo presente en el lugar.

Allí constató que una de las aberturas de la morada había sido violentada y que dentro de la misma, malvivientes habrían provocado un desorden generalizado.

Integrantes de la División de Policía Científica se hizo presente en el lugar a fin de llevar adelante las pericias de rigor.

Si bien en el interior de la vivienda había signos de un hecho delictivo, debido a que los propietarios no se encuentran, aún no se logró establecer la cantidad de elementos que podrían haber sido sustraídos del lugar.

Cabe destacar que los propietarios de la vivienda damnificada se encuentran de vacaciones fuera de la provincia.