Este mediodía, la secretaria de Promoción Social del municipio, Analía Cubino, y el gerente de la Agencia de Deportes, Diego Lasalle, recorriendo junto a otros funcionarios las obras del natatorio municipal, en la zona de Chacra II y Chacra IV.

Según Cubino, el nuevo natatorio se corresponde con “un perfil que se está buscando en Río Grande, donde se está priorizando la inclusión”. Para la funcionaria “esto significa una oportunidad turística porque está preparada para juegos olímpicos”.

Cubino aseguró que “también vamos a tener más canchas de césped sintético, en una ciudad que se va configurando con más oportunidades. Los jóvenes de chacra IV van a ser los primeros en utilizar la pileta”.

“Cada obra es una oportunidad para más personas, con los vecinos adentro y con las posibilidades de acceder al deporte, la educación y la salud”, dijo la funcionaria, quien además es candidata a intendente por el frente FORJA.

“Yo sostengo esa mirada y la de fomentar mejores oportunidades para el empleo, acompañar en los oficios y en la formación, igual que en el acompañamiento a aquellos que han perdido el trabajo”, dijo Cubino por Fm Aire Libre.

En tanto que Diego Lasalle le dijo a este diario que el predio donde se van a instalar las piletas “tiene una capacidad para 300 personas, es el ultimo natatorio que se usó en los juegos olímpicos o campeonatos internacionales, pero lo más importante es que el vecino lo va a poder disfrutar como un espacio de recreación y contención también”.

El gerente de la agencia de deportes explicó que el predio “va a ser la columna vertebral del desarrollo deportivo de la ciudad”. En cuanto a la demanda que van a tener las piletas, Lasalle dijo que “nos va a pasar los mismo que con el gimnasio de artística, que en 15 días se anotaron 1500 personas”.

“El material humano siempre lo hemos tenido en la ciudad, con chicos y chicas con talento, pero sin espacios que lo acompañen, hoy con esta infraestructura, y con la calidad humana, toman el deporte como estilo de vida, eso genera que nosotros empecemos a mirar con otros ojos y subir la vara para la competitividad de los jóvenes”.