Entrevistado por Ámbito Financiero, el gerente general de la empresa, Germán Greco, analizó el presente del mercado de telefonía celular en la Argentina y aseguró que “por una cuestión impositiva conviene producir acá”.

De este modo, aseguró que “el modelo en Tierra del Fuego está bien, por lo que vamos a seguir produciendo acá”.

El 2018 fue un año difícil para la industria de la telefonía celular. Con una caída de ventas de tres millones de equipos (bajó casi 30% con respecto a 2017), no fue ajena a la depresión generalizada del consumo.

Para Greco, los 8 millones de celulares vendidos en 2018 por todas las marcas es un piso para la industria y pronosticó que este año será similar al que pasó.

“En 2017 se habían vendido 11 millones de equipos y en 2018 cayó a 8 millones. Lo que pasó fue que el mercado se achicó un 26%, pero mientras todos nuestros competidores se achicaron entre un 30% y un 60%, nosotros crecimos casi un 57%”, señaló.

Sobre la producción de equipos, el CEO de Motorola sostuvo que “por una cuestión impositiva conviene producir acá en lugar de importar”, recordando que “la apertura del mercado para importación fue de hace dos años para acá. Con el dólar bajo, al comienzo te convenía importar algo, pero casi todo se producía en Tierra del Fuego”.

Respecto al contrabando de celulares, Greco sostuvo que “el 2017 fue un año de casi 11 millones de teléfonos y hubo 3 millones de teléfonos “grises”, que son productos que llegan desde el Caribe, Dubai, de contrabando. Eso venía bajando”.

“Cuando en 2017 el Gobierno saca los impuestos internos, lo primero que yo hago es bajar los precios entre un 7 y un 10%. Ahí achicamos la diferencia de precios con el equipo ilegal. Y además hubo una primera suba del dólar, y como hay recupero de IVA en la producción de Tierra del Fuego, eso nos vuelve en mejores costos”, agregó.

Greco remarcó que “eso lo pudimos trasladar positivamente a precios”, por lo que “antes que eso era más barato comprar en Chile o en Brasil”.

“Desde entonces hasta acá, es mucho más barato en dólares comprar en Argentina, incluso con el dólar a $ 40. Es un 10 o 15% más barato acá que en Chile o en Brasil. Y con eso atacamos el mercado “gris” que se redujo un millón de equipos en 2018. El año pasado fueron 8 millones de equipos que salieron desde la isla, o sea que se achicó el negocio un 27%. El mercado “gris” tiene que ver con cosas que se están trabajando a nivel aduana, impuestos. Esos equipos no pagan impuestos y tienen un montón de problemas, no tienen garantía y a veces funcionan en bandas que ni siquiera operan acá”, señaló.

Sobre el costo de los productos tecnológicos en el país, Greco ejemplificó que “hoy si tenés u$s 100 es más barato comprar un producto en Argentina que en Chile o Brasil. Esto quiere decir que hay margen para bajar los precios, pero hay que entender bien cómo funciona el sistema productivo”.

“Tenés que saber cómo hacerlo, pero si lo haces bien da buenos resultados. Hay margen para bajar los precios en tecnología, pero cada sector es diferente. El modelo en Tierra del Fuego está bien, por lo que vamos a seguir produciendo acá”, resumió.