de Finanzas del Municipio, Oscar Bahamonde y su equipo, la concejal del Frente para la Victoria anticipó que promoverá un Decreto para que todos los Concejales apoyen el reclamo de los fondos que le corresponden al Municipio y que son adeudados por la provincia.

La misma concejal remitió al resto de los bloques políticos, mediante el memorándum 322/18, las acreencias que el Municipio tiene con la provincia que de acuerdo a la información suministrada por la Secretaría de Finanzas. Allí se detalla que en sede administrativa la deuda es de $60.981.404, y en sede judicial $61.806.497

Mora, confirmó que presentará la propuesta de un proyecto para reclamar al Gobierno de la provincia que “pague lo que le adeuda al Municipio de Río Grande” dado que la semana pasada “solicité la información al área de finanzas y vamos a proponer un Decreto para girarlo al gobierno de la provincia y a la legislatura”, además “como sostuvo la concejal Colazo deberíamos insistir con el goteo diario para el Municipio”, señaló.

La concejal Miriam Mora se refirió a la finalización del debate por el Presupuesto y expresó que “esperaba” el veto del Ejecutivo a la Ordenanza aprobada en la IX Sesión Ordinaria por parte de 4 de los siete concejales del Cuerpo el cual fue anunciado ayer por el Secretario de Finanzas.

Mora señaló que “la mayoría de los Concejales suponíamos que se iba a vetar esta Ordenanza por parte del Municipio”.

También volvió a negar que en algún momento se haya planteado, por parte del Municipio, un aumento del 74% y explicó que “de acuerdo a la inflación y todo lo que sucede en el país el aumento podría haber sido de más 74% pero el Municipio ingresó un proyecto para que el aumento sea del 24% aumentando la unidad fiscal a de 11 a 14 pesos y nunca a más de 19 pesos” entendiendo que “sería ilógico que el Municipio plantee un aumento superior al 30%”.

Además recordó que “el Municipio es el que acompaña a la mayoría de los vecinos en esta situación de crisis que hay, con subsidios para el pago de servicio, para viajes por derivaciones y las complicaciones que hay con la crisis”.

También recordó que el Municipio de Río Grande no se ha endeudado ni ha solicitado autorización para hacerlo” incluso recordó que “la vez que solicitó endeudarse hubo una sesión de la que participaron pocos concejales y fue para ejecutar obra pública, específicamente para terminar con la obra de la planta de agua potabilizadora que hoy podemos disfrutar todos los vecinos de la ciudad y sin embargo el Municipio finalmente optó por no endeudarse”.

Y opinó que “no sería correcto pedir un endeudamiento y especular con repetir el mandato para dejar endeudado al Gobierno Municipal o provincial como ha sucedido con la actual administración que endeudó a la provincia en una deuda que se empieza a pagar en el 2023”