Ayudado por una marcada retracción del riesgo país argentino, el dólar se derrumbó este miércoles frente al peso y perforó los $ 45 hasta marcar su menor valor en siete semanas, como reacción de aprobación del mercado a la decisión del presidente Mauricio Macri de inclinarse por un peronista como socio en la fórmula para los comicios de octubre.

A contramano de la tendencia mundial, el billete verde minorista se desplomó $ 1,07 (-2,3%) a $ 44,87, mínimos desde el 25 de abril pasado. En el segmento mayorista, la divisa se hundió $ 1,03 (-2,3%) a $ 43,67, en medio de un marcado desarme de posiciones y ante mayores ingresos desde el exterior.

«Los mercados hicieron una lectura positiva de esta novedad, que se vio reflejada en una contracción del riesgo país, un aumento del índice bursátil local, un retroceso del dólar estadounidense (alza del peso) y repunte de acciones argentinas con cotización en el exterior», sintetizaron desde el sitio Invertir Online.

La divisa norteamericana operó con franca tendencia descendente y con una caída a la que le costó encontrar límites. Los precios se movieron durante toda la jornada en forma descendente, sin exhibir posibilidades de una reacción importante.

El desarme de posiciones y los ingresos desde el exterior fueron la constante en el desarrollo de las operaciones, generando bajas continuas de la cotización, que encontraba escasa resistencia del lado de la demanda genuina.

El total operado en la fecha ascendió en el segmento de contado a u$s 753,209 millones.