Se trata de 22 médicos que reclaman el pago de sus salarios desde el mes de junio, y algunos desde el mes de mayo. Muchos de ellos abandonarían la provincia en octubre ante la falta de respuestas.

El pasado 9 de septiembre se envió un pedido a Fabio Ojeda, el Director administrativo del hospital donde se le solicitó la cancelación de las deudas que se mantienen con los profesionales itinerantes, correspondientes a las áreas de terapia intensiva pediátrica, neonatología y pediatría.

Los médicos ya anunciaron que, en caso de percibir sus sueldos, cumplirán con sus tareas hasta los últimos días de septiembre y abandonarán los servicios mencionados.

Serían 3 los médicos que no recibieron sus haberes correspondientes a la segunda quincena de mayo y uno al que se le adeuda la primera quincena del mismo mes.

Al resto de los profesional se les adeudan quincenas de junio y julio.