Los trabajadores reclaman el pago de las liquidaciones finales de 13 personas a las que se les venció el contrato el pasado 21 de diciembre y que aún no se les pagó sus días trabajados. También se suman 50 personas más que quedaron sin trabajo el 31 de diciembre por no haber sido renovados sus contratos.

Son más de 110 trabajadores que se encuentran realizando una huelga de brazos caídos, en el interior de la planta que produce acondicionadores de aire, y cuentan con el apoyo de la UOM y un sector de ASIMRA.

“La situación es que todavía no podemos cobrar el suelo. Tenemos contratados que se les cayó el contrato que no se les liquido el sueldo”, dijo el delegado Jairo Apaza, por Fm Aire Libre.

La medida de fuerza continuará hasta tanto no se regularice el pago de sueldos, premios y liquidaciones.

Además, la empresa habría dicho a los trabajadores que si pagaba las liquidaciones a los contratados no podía abonar los sueldos del personal efectivo.