Así lo afirmó el subsecretario de planeamiento urbano del municipio, Ezequiel Acuña, luego de que la concejala electa Ana Paula Cejas haya cuestionado la venta de lotes para emprendimientos productivos, que después se convirtieron en barrios privados.

Según Acuña “la municipalidad no está por fuera de la normativa. Es una cuestión de evolución que la ciudad ha tenido en estos 10 años. Antes no teníamos ni siquiera un código de ordenamiento territorial”.

El funcionario, que deberá exponer ante los concejales el próximo martes, aseguró que “los loteos están aprobados por ordenanza”, y que el Concejo Deliberante “puede analizar los pedidos de excepción. Si no existiera el código urbano, se podría tomar un criterio arbitrario”.

“La ordenanza no estable ninguna orden de mérito para los pedidos de tierra, como sí lo tiene Ushuaia. Desde 2010 que no se modifica la ordenanza y cuando se modificó se hizo más flexible, eso es positivo por un lado y por otro puede llegar a complicar”, dijo Acuña por Fm Aire Libre.

Y agregó que, durante los 5 años que estuvo a cargo de la dirección de tierras “hemos hecho un trabajo ordenado con la entrega y no hay adjudicación si no hay un expediente generado. Tampoco hay una adjudicación por fuera de la ordenanza”.