En marzo, las petroleras deben realizar la revisión de precios en función de diversas variables que se vienen moviendo al alza durante el último mes: el precio del petróleo, la inflación, que incide en el impuesto a los combustibles, y el tipo de cambio.

Según el diario Infobae, las empresas precisaron que el aumento podría ser de 5%, si es que los valores del crudo y del dólar se mantienen en los niveles actuales o crecen aún más. En lo que va del mes, el dólar se encareció casi 5% y el Brent escaló desde los USD 62,60 el barril que estaba a comienzos de febrero hasta los USD 66,20 del cierre de ayer, lo que equivale a una suba de 6% en lo que va del mes.