La propuesta apunta a que Nación retroceda con el arancel cero sobre los productos que se fabrican en la provincia. Aún falta saber cuál será el aporte desde AFARTE para llegar a un acuerdo.

En el transcurso del viernes, se realizaron asambleas en todas las plantas de las empresas electrónicas de Río Grande, y un Congreso de Delegados de la UOM. Allí se resolvió no llevar adelante pedidos de incremento salarial por dos años, como condición para  frenar el proyecto de reforma tarifaria que afectaría a la provincia.

Pablo Ibáñez, Secretario de prensa de la UOM, aclaró que la propuesta surgió de una reunión que se realizó el jueves en Buenos Aires, donde participó el Diputado Nacional y Secretario General de la UOM Río Grande, Oscar Martínez, el Secretario de la UOM Nacional, Miguel Caló, referentes de AFARTE, y el Ministro de Hacienda de Nación, Nicolás Dujovne.

En el encuentro se les pidió a las partes que realicen una propuesta integral para presentar ante Nación, a fin de que se revea la reducción de impuestos a las importaciones que se aplicará a los productos que se fabrican en Tierra del Fuego.

“Hay que dejar en claro que lo que presentó la UOM es una propuesta, no es un acuerdo. La idea es lograr el menor daño posible ante la situación que se viene si se aprueba la reforma impositiva como está” afirmando que “creemos que es probable que el Gobierno consiga los votos en el Congreso para aprobarla”.

Todos aportan

Ibáñez afirmó que “es el máximo aporte que podemos hacer los trabajadores, es muy difícil que no haya inflación en este país y no tener un incremento salarial por los próximos 24 meses. Como garantía exigimos la continuidad laboral de cada uno de los puestos de trabajo en las condiciones actuales como se vienen sosteniendo”.

Desde la UOM informaron que no descartan las medidas anunciadas, y el 20 de noviembre, Día de la Soberanía Nacional, se realizará una movilización, a la que se convoca a todos los vecinos, “por el derecho a habitar Tierra del Fuego”.