Por Elías García.

Otra selección de Río Grande de futsal volvió a instalar su nombre entre las mejores del país. En esta oportunidad la cita fue en Posadas y Oberá, en la provincia de Misiones, donde el seleccionado femenino que dirige Juan Sánchez (también entrenador del elenco masculino) obtuvo el segundo puesto del Torneo Argentino de Selecciones, en una actuación histórica.

En el Cuadro de Honor (premiación que realiza en cada certamen nacional la Confederación Argentina de Fútbol de Salón), además, fue condecorada como la Mejor Jugadora, Sol Jara, quien junto a Linda Centeno integraron el selectivo riograndense en calidad de refuerzos, provenientes de la ciudad de Ushuaia.

Río Grande quedó encolumnado en el Grupo A, junto a Corrientes, Tucumán y Esquel. Ganó las tres primeras fechas (3-1, 3-1 y 4-2, respectivamente), mientras en la cuarta jornada cayó 4 a 1 contra el equipo litoraleño.

Ordenadas las selecciones clasificadas del 1 al 8 por cantidad de puntos y diferencia de gol, Río Grande disputó los Cuartos de Final contra Tucumán, elenco al que doblegó en los penales (4-3) luego de persistir la igualdad 3 a 3 en tiempo reglamentario y suplementario.

En la Semifinal debió medirse con el local Posadas, con victoria por 3 a 2, y en el último y definitorio partido cayó contra el multicampeón y absoluto candidato, Mendoza, que goleó todo el campeonato y celebró al derrotar 6 a 0 a las fueguinas.

La Borravino acumuló su quinta corona consecutiva y ostenta una racha de 28 partidos ganados consecutivos desde 2015, cuando registró su última derrota, por el mismo Torneo Argentino, frente a Ushuaia.