La titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, reconoció que es una “decisión” no querellar en ninguna de las investigaciones de corrupción sobre los funcionarios de Cambiemos.

“Preservar cualquier tipo de sospecha o duda”, fue el insólito argumento que utilizó la ex diputada del PRO para sincerar que no cumple con los objetivos del organismo que lidera y que solo se encarga de avanzar en las causas contra los funcionarios de la gestión kirchnerista.

Alonso, en diálogo con Luis Majul, comenzó por excusarse respecto de la nula actuación de la OA en las causas que investigan los hechos de corrupción de Cambiemos al señalar que “hemos hechos aporte de información”, en las que personalmente había “sufrido acusaciones respecto de falta de imparcialidad”. Sin ahondar en los motivos de esas acusaciones, la ex diputada del PRO argumentó también “falta de recursos”.

Luego de esas primeras excusas, la titular de la OA —que la semana pasada solicitó la elevación a juicio de otro tramo de la causa por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz contra la ex presidenta Cristina Kirchner— sinceró la “decisión” que guíe la tarea de la oficina a cargo de la transparencia y la prevención e investigación de la corrupción.

“En este momento no estamos querellando en ninguna de esas causas, porque para que me acusen de encubridora de las causas y de ir a embarrar causas de la corrupción de este Gobierno, que la lleven adelante los fiscales y los jueces naturales”, confesó Alonso sobre la falta de colaboración del organismo público.

“Es la decisión que preserva cualquier tipo de sospecha o duda de la actuación que nosotros podamos tener contra causas de los funcionarios del actual gobierno”, reafirmó la ex diputada del PRO su pertenencia a la alianza gobernante.