En declaraciones a FM Aire Libre la mandataria fueguina celebró la aprobación de las normas y reivindicó las mismas asegurando que tiene como finalidad “conservar la Caja y no armonizarla con Nación”. Reconoció que no le pudo imponer, a los legisladores, terminar con el gradualismo en las jubilaciones.

Señaló que “desde que asumimos la gestión intentamos pagar en término, después pagar los sueldos y los aguinaldos, luego hicimos una reforma jubilatoria totalmente progresiva en el tiempo” aunque se quejó de que las jubilaciones en Tierra del Fuego están “totalmente fuera de lo que en cualquier país del mundo e  incluso en la Argentina dista mucho de lo que aún se sostiene en Tierra del Fuego dónde si sos médico te jubilas a los 55 años y si sos  docente a los 50 y el personal del Estado a los 60 años”.

Señaló que desde el Gobierno “venimos planteando que tenemos un déficit de más de 2 mil millones en la caja, venimos pagando deuda atrasada que han dejado gestiones anteriores, pero venimos manifestando que tenemos que sostener la sustentabilidad del sistema previsional” aunque aseguró que “es muy difícil porque nuestro promedio hoy de jubilación es de 51 años, hay 600 expedientes en trámites”.

Bertone reconoció que su intención era “acortar la progresividad y hubiéramos ido rápidamente al tope de la edad que es de 60 años para poder conservar el sistema pero esto le pareció muy abrupto, entonces hemos buscado que sí alguien se quiere retirar a los 51 años en adelante, perciba menos del 82% móvil y el que se retira a la edad estipulada conserve el 82% móvil” aunque advirtió que “estas son medidas que vamos tomando gradualmente año a año para preservar el sistema y si no seguimos haciendo este tipo de reformas vamos a volver a foja cera” dado que a su entender es complejo por “la magnitud de los salarios jubilatorios y la inmensa masa de jubilados con respecto a los aportantes”, aunque aseguró que “mi idea es conservar el sistema previsional, no traspasarlo a la Nación y conservar el 82% móvil pero tenemos que cuidar el equilibrio que hemos logrado” justificó.

Reiteró además que “Nación nos ha manifestado claramente que las provincias que no lleguen a los índices de armonización no va a recibir recursos para pagar jubilaciones, y nosotros ya finalizaríamos con el recurso que recibimos que al principio fueron 120 millones de pesos y luego 7 millones de pesos mensuales, nosotros ya habíamos cumplido lo que podíamos recibir de Nación si no hacíamos correcciones y las que estamos haciendo ahora tampoco servirían para poder recibir recursos”.

Por lo tanto, remarcó que “el Estado provincial y los trabajadores públicos debemos hacer el esfuerzo si queremos seguir sosteniendo la Caja en el ámbito provincial y pienso que es posible”.